Notas de Prensa

Pantallas para proteger la cara de sanitarios, gafas de seguridad, respiradores artificiales, bifurcadores para los respiradores. El mundo de las impresoras 3D y los makers se vuelcan en la lucha contra el coronavirus.

El número de contagiados que necesitan asistencia sanitaria e ingresar en la UCI supera a la capacidad del sistema de salud, los hospitales están empezando a estar desbordados y el material escasea. La falta de EPIs (equipos de protección individual) está haciendo que cada vez más personal sanitario se contagie de Covid-19. Muchos pacientes fallecen por no tener un respirador que les permita recibir aire cuando sus pulmones han dejado de hacerlo.

En Boloberry estamos muy preocupados por la situación de emergencia provocada por el coronavirus y queremos, de la mano de muchas otras personsonas, ayudar en la lucha contra el virus. Desde Boloberry hemos puestos nuestras impresoras 3D y profesionales (ingenieros, diseñadores, programadores y operadores), de forma altruista, a trabajar para el diseño e impresión de dispositivo médicos como válvulas de respiradores y máscaras y gafas protectoras entre otros.

En Boloberry disponemos de una elevada capacidad de producción con 30 máquinas de diferentes tecnologías que imprimen cualquier material. Además, tenemos la capacidad de escanear en 3D cualquier componente o pieza que se quiera multiplicar y poder tenerlo a disposición de los centros sanitarios rápidamente.

La impresión 3D nos permite flexibilizar rápidamente la producción, adaptándola a las necesidades de cada momento. En este momento imprimiendo adaptadores de puertas para evitar el contacto con las manos.

En Boloberry ya estamos volcados en la lucha contra el coronavirus y en estos últimos días hemos fabricado muchos elementos que se están usando en los servicios de salud de diferentes hospitales y centros de salud como el Hospital de La Vall d’Hebron, el Hospital Sant Pau, el Hospital de Mataro, la Clinica Platon, el CAP Jacinto Verdaguer, el CAP Amadeu Torner, el ayuntamiento de Sant Viçens dels Horts o el Hospital de Barcelona

Animamos a nuestros clientes y a todos aquellos que tengan impresoras 3D a unirse a la lucha.